En Garaje Europa Vendrell sabemos que los coches eléctricos son fáciles de manejar pero para muchos son una tecnología diferente que debemos adaptarnos a algunas cosas. Acá te explicaremos cómo se mide el consumo de un coche eléctrico y otros detalles que debemos tomar en cuenta.

Seguro sabes qué son 4 litros de gasolina, pero si te dicen que las baterías tienen 4 kWh te quedas con dudas. Debes saber que la unidad de volumen de un depósito de combustible son los litros, y la capacidad de una batería se mide en kWh.

Lo primero que tenemos que saber es que la capacidad de una batería se mide en kWh, así como la unidad de volumen de un depósito de combustible se mide por litros. Para saber cuánto gasta un coche con un motor térmico podemos hacer dos cosas:

Medir cuántos litros consume en recorrer 100 km: esto nos da el consumo el l/100 km, que es la forma a la que estamos acostumbrados a ver los consumos en Europa.

Medir cuántos kilómetros (o millas) podemos hacer con un litro (o galón): esta es la forma en la que se suele expresar el consumo en otros mercados de ahí lo de mpg (millas recorridas con un galón).

¿Cómo es el consumo de un coche eléctrico?

En un motor de combustión, la energía la proporciona el combustible al ser quemado en el motor, y en un coche eléctrico la energía la sacamos de la que hay almacenada en las baterías. Si la cantidad de energía almacenada la medimos en kWh en vez de en litros y el consumo de un coche era de X l/100 km, el consumo de un coche eléctrico será de X kWh/100 km.

A la hora de hablar de los consumos de un coche eléctrico no debemos asustarnos cuando nos dicen que un coche eléctrico gasta 18 kWh/100 km. Ya que los kWh equivale a litros no quiere decir que 18 kWh/100 km sean 18 l/100km. Actualmente un coche eléctrico consume alrededor de los 18 kWn/100 km es un consumo razonable, por debajo de esta cifra estaremos ante coches muy eficientes como lo es el SEAT Mii Electric que consume 14,9 - 14,4 kWh/100 km. Los modelos más eficientes que se comercializan en la actualidad están en el entorno de los 14 o 15 kWh/100 km. Podemos considerar un consumo elevado cuando se superan los 20 kWh/100 km.

¿Cómo es el consumo de un coche eléctrico?

Lo otro que debemos tomar en cuenta es que los coches eléctricos consumen muchísimo menos en la ciudad que en carretera, al contrario que los coches de gasolina o diésel. Los coches eléctricos consumen más en autopistas a velocidades sostenidas. Ejemplo cuando circulamos a más de 120 km/h sostenidamente aumenta el consumo hasta en un 50%.

En los coches eléctricos existe un factor que aumenta su consumo y es la calefacción que en los días fríos aumentan hasta en un 35%. Muchos están acostumbrados a que calentar el coche no cueste nada y que lo que consuma sea enfriado con el aire acondicionado. Esto es porque en un coche de combustión tenemos un motor que genera calor al funcionar. De hecho, de cada litro de gasolina que gastamos, apenas 0,3 litros mueven las ruedas, el resto se va en calor y en gases por el escape. En los coches eléctricos no hay un motor que queme nada para funcionar, de manera que no se genera calor como para calentar el coche.

Para conocer más sobre coches eléctricos como el SEAT Mii Electric puedes hacerlo acá.